The Netherland’s King says it with Flowers

King Willem Alexander spoke in flowery metaphors to the European Parliament expressing his feelings towards the unity of the European Union in response to the Brexit news. 

He said:Europe is in its diversity one. Everyone’s input is essential. The European bouquet isn’t complete without the Spanish Carnation, the French Fleur-de-Lys, the Greek acanthus, the Danish daisy, the German cornflower, the Austrian edelweiss, the Croatian and Hungarian iris and the Dutch tulips. And not without the English rose. “

The Dutch have always been proud of our flowers, and this illustration just goes to show how powerful flowers can be even in politics! We would love to see this bouquet as described by our King in real life! 

Día de Todos los Santos

El Día de Todos los Santos es la celebración de todos los Santos, los conocidos y los desconocidos. En el año 731 d. C., el día 1 de noviembre fue designado como el día de conmemoración de aquellos santos de la iglesia que no tenían un día propio  La fecha oficial del 1 de noviembre, reconocida por las iglesias Romana Católica y Protestante, fue establecida por el Papa Gregorio III (731-741), después de consagrar una capilla a todos los mártires en la basílica de San Pedro en Roma, estableciendo una celebración anual. La Iglesia Ortodoxa Oriental lo conmemora el primer domingo después de Pentecostés. En muchas culturas, después del Día de Todos los Santos se celebra el Día de los Difuntos, en el que se guarda luto en todo el país por aquellos que ya no están.

La práctica más común en diferentes culturas es que las familias lleven flores a las tumbas de sus seres queridos. Debido a que esta celebración tiene lugar en una época fría del año, las flores más comunes para este evento son los crisantemos, tanto cortados como en planta.

¿Cómo se Celebra Alrededor del Mundo?

En Francia, la celebración se llama Toussaint, y cada año se colocan alrededor de 25 millones de crisantemos en las tumbas el 1 de noviembre. Los cementerios se llenan de color y la festividad se cerebra de manera pública.

En Inglaterra, las familias visitan las tumbas de sus familiares fallecidos y llevan ramos de flores para decorarlas. En las iglesias puede solicitarse leer en voz alta los nombres de los fallecidos y, en algunas regiones, el día puede finalizar con una obra de teatro o algunas canciones.

En Suecia, suele hacer mucho frío y normalmente el suelo está nevado. Una elección común para adornar la tumba suele ser un jarrón de brezo en flor ya que este resiste bien el frío. El Día de Todos los Santos ya no es un día festivo en el país pero mucha gente se toma el día libre para visitar los cementerios o pasar el día en familia. Las iglesias organizan servicios o conciertos para señalar el día. A principios del siglo pasado, la gente empezó a encender velas en las tumbas de los difuntos. Esta costumbre fue iniciada por las familias pudientes de los pueblos y las ciudades pero, después de la Segunda Guerra Mundial, se extendió por todo el país. El Día de Todos los Santos marca el primer día del invierno y el tradicional comienzo de la temporada de esquí alpino.

En Polonia, el Día de Todos los Santos se celebra el 1 de noviembre y es una festividad nacional conocida como Wszystkich Świętych. Al día siguiente se celebra el Zaduszki o Día de los Difuntos. Es un evento muy importante y un día muy ajetreado. Los aparcamientos de los cementerios se llenan y los vendedores se agolpan alrededor de estos para vender flores otoñales y velas.

En las tumbas militares se apostan guardias uniformados y los crisantemos suelen ser las flores elegidas ya que se asocian de manera singular con la muerte. Las incontables velas encendidas crean escenas sobrecogedoras en los cementerios y están pensadas para ayudar a iluminar el camino hasta Dios.

Las tradiciones eslovacas son muy parecidas a las polacas. Los eslovacos regresan a sus lugares de origen, recorriendo en algunas ocasiones grandes distancias, para estar con su familia y visitar los cementerios donde descansan sus ancestros. Las tumbas se llenan de flores y se encienden velas. Es un día para recordar a los familiares fallecidos, reflexionar sobre la vida y comer con la familia.

De manera similar a las culturas de Europa del Este, el Día de Todos los Santos es festivo en Eslovenia y los funcionarios del estado depositan coronas de flores en distintas ceremonias por todo el país.

España celebra esta festividad durante los días 31 de octubre y 1 y 2 de noviembre y se le conoce habitualmente como El Día de los Difuntos. Es muy común celebrar festivales y desfiles así como representar la obra Don Juan Tenorio. Al final del día, la gente acude a los cementerios, reza por su difuntos y deposita caléndulas y otros presentes en las tumbas de sus allegados.

En Italia, la Festa di TuttiiSanti es un festivo religioso y nacional que se celebra todos los años el 1 de noviembre. Es un día en el que se conmemoran de manera colectiva todos los santos católicos y en el que la gente visita a su familia y amigos, se intercambian regalos y se desean lo mejor unos a otros. También es un día especial para aquellos italianos que tienen el nombre de un santo.

En Alemania esta festividad es conocida como Allerheiligentag y es un día festivo en algunas partes del país. El Newweling es un adorno tradicional que se suele depositar en las tumbas. Consiste en una vela con dos mechas de diferentes colores (rojo, blanco azul, amarillo o verde) enrolladas alrededor de un cono que posteriormente se encienden.

La tradición alemana consiste en acudir a la iglesia por la mañana y escuchar sermones sobre la idea de llevar una vida lo más parecida a la de los santos. A continuación, toda la familia se reúne en una gran comida para escuchar el repiqueteo de las campanas de la iglesia. Se dice que las almas de los fallecidos vagan por la tierra entre los vivos y el sonido del carillón es la señal para que las almas queden liberadas de cualquier vínculo terrenal. Después de la comida, la gente se dirige en procesión a los cementerios donde se ocupan cuidadosamente de las tumbas de sus seres queridos. Las familias suelen llevar velas o faroles al igual que flores y ramas de hoja perenne para colocarlas en las tumbas. Los padrinos dan a los niños el tradicional Strietzel o pan del Día de Todos los Santos. Este pan dulce trenzado suele tomarse por la tarde durante una fiesta “Kaffee und Kuchen” después de volver de la tradicional visita a la sepulturas.